#ConfesionesDeUnPapaNormal: El nacimiento de #nona (2da parte)… conociendo a su hermano

Luego de haber dejado a mi mujer en el hospital, volví a casa y #elchiqui todavía dormía, eran como las 6:30am. Mi suegra se arregló para salir, mientras yo me duchaba y esperaba ansioso a que se despertase #elchiqui y así poder contarle que finalmente había llegado su hermana. Al despertarse le di la noticia, por supuesto él no se enteró de mucho pero al mismo tiempo era como que sí supiese algo. Cuando salimos de su habitación, preguntó por su mamá y por su Abu, le volví a explicar que no estaban, que luego las iríamos a ver y se quedó tranquilo.

Desayunamos y salimos. Teníamos que hacer unos recados y luego ir al supermercado. Nuestra idea era que para él no hubiese un cambio drástico en sus rutinas por la llegada de su hermana, sino más bien, nosotros ajustarnos un poco a lo que él estaba acostumbrado, así que por eso llevamos una mañana normal, como cualquier otra. Mantener algo constante dentro de todo este cambio que implicaba para él la llegada de su hermanita. Mientras tanto mi suegra y mi mujer estaban en el hospital.

#elchiqui y yo hicimos nuestras cosas, regresamos a casa, él durmió su siesta normalmente y yo logré dormir como media hora. Al despertarse, comimos y salimos al hospital para que finalmente conociese a su hermanita. Siempre quisimos que fuese un momento muy íntimo, sin gentío ni escándalo; habíamos leído mucho al respecto, habíamos planificado el encuentro: yo avisaría a mi mujer cuando ya estuviese en el hospital, de modo que ella recibiese a #elchiqui de pie o sentada y no acostada, y que no tuviese a #nona pegada al pecho en ese momento.

Todo se cumplió tal cual lo acordado, al llegar al hospital me quedé paseando por los pasillos con #elchiqui mientras mi mujer se preparaba, #nona en ese momento dormía en su cuna del hospital, cuando ella me avisó subimos, mientras yo le iba explicando que iríamos a conocer a su hermana y ver a mamá. Al entrar a la habitación, mi mujer estaba esperándole de pie, mi suegra se encargó de inmortalizar el momento con fotos y videos y #nona seguía en su cuna.

Al entrar, #elchiqui estuvo un poco tímido, como desconcertado de que detrás de esa puerta estuviese su mamá (me imagino que se preguntaría qué hacía ella ahí, por qué no estaba en casa?…  Pobre!). Poco a poco fue cogiendo confianza, le mostramos a su hermana y quería verla y tocarla; estuvo un rato junto a la cuna viéndola y todos un poco embelesados con la escena. Habíamos planificado el típico gesto de que su hermana “le había traído” un regalo y le habíamos comprado un juguete que a él siempre le había gustado, pero que no tenía; pues desde ese día como que ya no le interesó más, ya que ni lo miró. Después de la escena que describo él comenzó a ponerse como eléctrico, quería jugar y hacer todo lo que nunca hace.

fullsizerender-6
 

Primer contacto #hermanistico

 

Estuvimos un rato más en el hospital y al final de la tarde nos vinimos a casa. Habíamos planificado que mi suegra se quedaría a dormir en el hospital y, para no alterarle tanto su rutina, yo me quedaría con #elchiqui. Esa noche él durmió tranquilamente, como cualquier día normal.

Al dia siguiente, nada mas despertase, #elchiqui preguntó por mamá y por su Abu, le recordé que ellas estaban en el hospital porque había llegado su hermana y que más tarde iríamos a visitarlas, no preguntó más.

Desayunamos tranquilamente, salimos a hacer recados de nuevo y después de ahí nos fuimos al hospital. Nuevamente, procurando que mi mujer lo recibiese de pie y sin #nona en brazos y así fue. Otra vez estuvo “eléctrico” durante su estancia en el hospital. Allí la noche fue la típica primera noche de una recién nacida: ¡trasnocho y más trasnocho! Pasamos toda la mañana allí hasta que, cerca del medio día, #elchiqui y mi suegra regresaron a casa y yo me quedé toda esa tarde en el hospital, con la intención de que mi suegra pudiese descansar, aprovechando la siesta que haría #elchiqui por la tarde. Por la noche volvimos a intercambiar posiciones, mi suegra y yo, y para los que nos quedamos en casa la noche fue tranquila.

Al día siguiente daban el alta del hospital, así que desde que me desperté temprano para preparar la comida de recepción de las mujeres de la casa. Cerca del medio día salimos #elchiqui y yo a buscarlas.

Así fueron esos primeros días, a diferencia de cuando nació #elchiqui, esta vez no tuvimos sobresaltos intensos, esta vez no hubo lloraderas eternas de hambre, esta vez fue todo más tranquilo, nos preparamos mucho para este momento y la escuela con #elchiqui ayudó bastante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s