#ReflexionesDeUnPapaNormal: ¿Conciliación?

En días pasados, Laura Baena y su Equipazo del Club de las Malas Madres y de la Asociación #YoNoRenuncio publicaron SOMOS EQUIPO, un estudio sociológico que permite darnos una idea de la realidad que vivimos con el tema de la conciliación.  Luego de haber leído el Informe publicado y de intercambiar algunas ideas con las autoras, he querido compartir mi punto de vista por aquí.

El tema me toca especialmente porque puedo decir que en mi familia somos el lado opuesto de la historia: representamos ese pequeñísimo porcentaje de familias en las que  yo, como padre, trabajo desde casa y, por tanto, soy el que se lleva la mayor parte de las responsabilidades del hogar, incluido el cuidado de los niños; y es mi mujer la que sale a trabajar fuera.

No pretendo comentar aquí los resultados del estudio; creo que son muy claros y para cualquier interesado, puede visitar el sitio web clubdemalasmadres.com y descargarse el Informe. Solo daré mi opinión sobre la esencia del mismo:

Este asunto da para muchos temas, aquí solo brindaré un resumen de mi punto de vista. En otras publicaciones, más adelante, prometo que desarrollaré cada uno de estos puntos más ampliamente.

El rol del padre y el rol de la madre

La naturaleza hizo que el hombre y la mujer ocupasen un lugar diferente en la procreación de los hijos. De esta manera, sería imposible ver a un hombre luciendo tripita de embarazo (aunque se han visto ejemplos de algunos transexuales, que no vienen al caso) y sería muy difícil (porque creo que imposible propiamente no es, pero no estoy seguro) ver a un hombre dándole teta a su hijo recién nacido. Evidentemente, esto ya genera una diferencia importantísima que influirá el resto de cuestiones relacionadas con el rol que cada uno juega como padre y como madre. Así nos empeñemos en “que el hombre se involucre más”, naturalmente hay cosas que sólo una madre puede brindarle a su hijo.

Como psicólogo siempre tuve claro que la díada madre e hijo era un vínculo muy fuerte y que la mujer debía procurar hacer participar al padre de esa relación. Sin embargo, cuando nacieron mis dos hijos, pude ver como era algo que iba más allá de que la mujer, con toda la mejor intención del mundo, intentase involucrar al hombre. Era una conexión espectacular, casi perfecta y de la que comprendí que meterme no tenía ningún sentido, era forzar aquella situación. Así que, asumí mi rol, y me dediqué a ser espectador de aquellas escenas tan maravillosas de interacción entre mamá e hijo. Con el paso del tiempo, la cuestión va cambiando, el bebé es capaz de reconocer más allá de su madre y logra darse cuenta que uno es su padre y se establece, finalmente, una relación entre padre e hijo.

Ser padre y ser madre no es lo mismo, por Dios! Así que no intentemos desvirtuar las cosas en ese sentido. Que unos padres o unas madres se ocupen más que otros de sus hijos, eso ya es otra cosa.

El rol del hombre y el rol de la mujer en  la pareja

Este tema ya es diferente al de ser padres. Aquí sí creo en la equidad de géneros. Aquí sí creo que no hay diferencias entre hombres y mujeres cuando de tareas, atenciones, detalles y cuidados se trata. Lo que sí veo, y mucho, es que lo que hay es una falta de comunicación en la pareja sobre estas cuestiones. Como si todo estuviese asumido de forma tácita, como si de roles no merece la pena hablar, como si por esa falta de comunicación de temas cotidianos no es que acaba fracasando muchas parejas ¿Por qué es tan difícil hablar de estas cosas?

Creo que si de estos temas se hablasen en la pareja, veríamos menos desigualdad, creo que no se trata de quién pone más lavadoras y quién es el que siempre cocina. Se trata de cómo se llegó a esa decisión, si fue conversada y acordada previamente o si simplemente se dio por sentado. Se trata de si, en esa negociación de tareas todos quedaron satisfechos con la repartición que se acordó.

OJO: no digo que en esta familia seamos un modelo a seguir en este tema, pero al menos somos conscientes de la importancia de la comunicación en la pareja y procuramos hablar todo.

En fin, que ya veis por donde voy ¿no? Creo que en la pareja no existen roles del hombre y roles de la mujer(o no deberían existir). En lo que creo es que todo se debe conversar, todo se debe acordar y todo se debe “negociar” ¡Estoy convencido que esto es lo que falta!

El rol del hombre y el rol de la mujer en el mundo laboral y social

Vivimos en una sociedad, mundial, en la que existe el machismo. Eso es un hecho y tratar de tapar el sol con un dedo es absurdo. Es verdad que se ha dado un montón de pasos para avanzar sobre esto, y movimientos como el de Laura y su Equipo son ejemplos de ello. Es verdad que veo cada vez más mujeres en puestos de dirección (todas mis jefas siempre han sido mujeres), e incluso hay varias presidentas de países que son mujeres. Pero soy partidario que esa igualdad debe venir de abajo hacia arriba, debe haber un cambio cultural, un cambio en la mentalidad de la gente y eso solo se logra en la familia.

No estoy de acuerdo en que para hablar de igualdad deba haber paridad en los cargos de un gobierno o en la alta dirección de las empresas. Considero que ahí deberían estar los mejores, independientemente de su sexo. Creo que todos deberíamos tener igualdad de oportunidades, para que cada quien desarrolle su máximo potencial posible.

Creo que el Estado tiene mucho que hacer, pero esos parches que se intentan me parecen populistas y electoralistas ¿De qué vale que hombres y mujeres tengan la misma baja por maternidad/paternidad? Lo importante es lo que, luego, cada uno hace con esa baja. Conozco el caso de una familia en la que la mamá cedió parte de su baja al papá para que cuidase de su hijo, y este papá lo que hizo fue aprovechar ese tiempo para dejarle al niño a su madre (la abuela) e irse a pasar toda la mañana en el gimnasio e ir a comer con los amigos ¿Esa es la igualdad que buscamos?

Por eso, insisto, en que lo importante es lo que eduquemos y lo importante es la comunicación de las familias, que haya acuerdos, que haya decisiones tomadas por consenso y que todos sus integrantes se sientan cómodos y tranquilos con la actuación de cada quien.

En fin, como he dicho antes, todos estos temas dan para mucho y seguiré hablando de ellos en ocasiones futuras. Son temas que generan mucho debate y espero que nos lleven a alguna parte. Por lo pronto, leed el Informe de las Malas Madres y conversad sobre él en familia, creo que si todos hacemos eso, ya estaremos dando grandes pasos… y, por supuesto, decidme qué opináis al respecto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s