#ConfesionesDeUnPapaNormal: ¿Por qué mi mujer no aparece en este Blog?

Algunas personas me han preguntado que dónde está mi mujer, que por qué no aparece por aquí, que si acaso @unpapanormal es padre soltero…

Estoy convencido de que este Blog y mis redes sociales como @unpapanormal no existirían si no fuese por mi mujer. Es verdad que en muchos post hago referencia a ella, pero nunca ha aparecido en mi Instagram y mucho menos por aquí. Esa curiosidad es algo natural, tomando en cuenta que es un poco raro esto de que sea el padre el que trabaje desde casa y, por ende, se dedique a la mayoría de las tareas domésticas y al cuidado de sus hijos. Es natural, tomando en cuenta, que este blog habla mi experiencia con respecto a la paternidad y que la paternidad suele ser algo que ocurre dentro de una familia (aunque hay un montón de padres solteros que ejercen muy bien su paternidad).

Como decía, este Blog no podría existir si no existiese mi mujer. Ella es mi mayor consejera, mi mayor crítica y muchas veces ejerce de mi jefa de redacción en este Blog. Ella es quien me empuja y motiva a seguir cada día y de ella es que aprendo cómo ser un mejor padre. El caso es que ella no sale por aquí por decisión propia, porque ella no quiere, porque le da vergüenza todo esto de las redes sociales y porque prefiere siempre estar bajo perfil. Pero eso no significa que ella no esté ahí, pendiente de todo, ejerciendo como nadie su labor de madre y su labor de esposa.

FullSizeRender (18)

Mientras yo, la mayoría de las veces, suelo ver la vida en blancos y negros, ahí está mi mujer para enseñarme los matices que existen. Mientras yo soy de esas personas que suelen irse a los extremos en todo, ahí está mi mujer para enseñarme que los puntos medios siempre son los mejores. Mientras yo me muestro impulsivo y pierdo la paciencia fácilmente, ahí está ella para mostrarme que todo tiene su momento y que no conviene forzar las cosas. Y mientras yo siempre creo que tengo la razón en todo y soy bastante cabezota, nuevamente siempre aparece mi mujer para enseñarme que con humildad casi siempre se acierta.

Llevamos diez años y medio de novios, siete y medio de casados y dos años y medio siendo padres, y todos los días descubrimos cosas nuevas del otro. Intentamos vivir cada día a la vez, apoyándonos y caminando juntos todo el tiempo. A veces tenemos nuestras diferencias, claro que sí, pero afortunadamente siempre hemos sabido resolverlas satisfactoriamente. Ambos aprendemos cada día sobre esto de ser padres y realmente la idea de este Blog surgió de ella. Así que, aunque ella no aparezca por aquí de forma explícita, está presente todo el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s